ATENCIÓN: Mis reflexiones son tan atropelladas como lo soy yo cuando cuento algo. ji

lunes, 28 de julio de 2008

Damn cuentos de hadas!!!

Cuando era niña me enamoré de Leono, sí el personaje de los “Thundercats”. Luego tuve otro crush con Terry de “Candy” y, finalmente, me re enamoré de Robert Redford. Tuve sueños un tanto calentones con Joaquín Cortés y con Lex de la serie “Smallville”.
Si ustedes se están riendo ya pueden imaginarse como estoy yo ahora que ventilo mis secretos más íntimos… más china de risa que nunca.
Verán que no tengo un prototipo físico de hombre. Me gustan morochos, rubios, pelirrojos, altos, flacos, llenitos, esculturales, etc. De mis amores reales diría que –fuera del primero y el tercero que son japoneses- no son muy parecidos. Pero siempre mantuve un secreto, había un hombre ideal siempre por allí, un hombre que anhelaba, perfilaba y perfeccionaba luego de cada relación.
Mi hombre ideal es: inteligente, interesante, tiene mucha historia, es trabajador, ambicioso y triunfador, resalta siempre, se preocupa por mí y me admira tanto como yo a él. Tiene la cualidad de hacerme reír con chistes agudos o conversaciones ingeniosas, tiene un humor sarcástico e irónico como el mío. Y, además, es churro.
Con este perfil un tanto exigente me resigné a nunca encontrarlo. Maldecía mi suerte por no ver esas características en nadie. Hasta que…
Hace poco el hombre ideal hizo su aparición en mi vida. Esta vez era real, de carne y hueso, podía tocarlo, verlo, olerlo, escucharlo, sentirlo, admirarlo. Podía mantener conversaciones interesantes con él, compartir anhelos, mantener una amistad y enamorarme de él.
Bueno, ya saben eso que dice la gente que los cuentos de hadas no existen y bla bla bla. Eso resultó siendo cierto. El príncipe azul apareció en su taxi amarillo y no puede estar conmigo. Por qué? Bueno, por la sencilla razón de que está con alguien más. Puta madre!


Hay justicia en este mundo? Osea el chico que he querido TODA MI VIDA está allí, aquicito no más y no puedo gilearmelo. Malditos principios morales! Hay veces en las que una desea ser una amoral total y decir: “A la mierda! Me meto y punto!” Pero no pueeeedoooo, buaaaaaa.
Que se hace en estos casos? Pues la verdad no tengo la más puta idea. Por el momento, y ya que no puedo dejarlo ir aún, estoy admirándolo desde mi rincón, siendo yo misma y sin meterme en su relación, sintiendo que me muero por él y esperando a ver qué pasa (porque presiento que también le gusto).
Definitivamente todos los consejos son bienvenidos y he escuchado de todo, desde métete hasta olvídalo. Ahora les pido una humilde colaboración: un consejito ps varón!

Esta canción es demasiado linda. Just realize!!!






www.quedeletras.com




5 comentarios:

JuanF. dijo...

siento que me pasa algo igual, paciencia, paciencia, solo el tiempo lo dirá... suerte.

José Luis Ubillús Polo dijo...

Pregúntate si él ha hecho una evaluación de la situación, si ha colocado en una balanza a las dos personas, a la actual y a la potencial.
Pregúntate ahora si tú ganarías en esa comparación, si vale la pena arriesgar la amistad por saber la respuesta. No vaya a ser que ella (la actual) también sea inteligente, churra, con humor sarcástico del bueno y todo eso que deseas ver en él...
Si estas segura de que tú ganas, yo te hago barra.

Anónimo dijo...

que matemático nuestro compañero ubillús! jaja, igual vale, yo soy puro corazón, querida, ya me conoces. me ando armando de valor, en una hora le veré.. por cierto, ya has puesto egresada en tu perfil del blog! uuu!!! igual que juanf te digo, paciencia, cada día que pasa será una batalla que has ganado. y ya sabes, el viernes con sostenemos en las buenas y en las malas! te mando un besote, yo pues, caroline.

Josefo dijo...

Si se me apareciera Monica Bellucci en un taxi no me importaría que estuviera casada... Pero creo que a ella le llegaría más al huevo que yo esté soltero.

La vida es dura.

Javier dijo...

Recorcholis!!!!

En realidad es una situación complicada. Sin embargo, creo que hay que tener mucha paciencia y concuerdo con José Luis en que hay que saber evaluar la situación para ver si todo será realmente provechoso.

Te deseo lo mejor con todo esto, suerte amiga!!