ATENCIÓN: Mis reflexiones son tan atropelladas como lo soy yo cuando cuento algo. ji

viernes, 8 de febrero de 2008

Se te extraña amor!


Qué es lo que nos pasa? Debo confesar que después de una ruptura las cosas no son fáciles. Uno tiene distracciones, salidas, chelas, amigos, amigas, y tiempo para estar con una misma. Y quizás sea lo último lo que más duela.
Cuando estoy sola en casa, cuando tengo que pensar en mi, siempre tiendo a pensar en lo que me falta. Y a veces siento que me falta un alguien.
El vacío que deja una relación no lo llena nada, y a veces hasta uno extraña a la persona con la que estaba. Si pues, uno extraña la caricia, la mirada, el beso, las conversaciones y el tener la certeza de que siempre tendrías unos brazos dispuestos a abrazarte, alguien deseoso de hacerte feliz. Tú, por tu lado, ya no sabes a quien proyectar todos esos sentimientos: amor, amistad, comprensión, entendimiento, ternura, deseo, protección, etc. Osea, puede ser que puedas proyectarlo a muchas personas, pero no hay una, con rostro y figura, que sea el blanco de tus pensamientos.
Despertarse por las mañanas ya no es materia sencilla, ahora lo primero que uno piensa es: y ahora en que pienso? Claro, ya no hay esa persona con la que te despertabas y sabias que habías salido de tu sueño delicioso para pensar en él despierta, y para verlo luego. Y ojo que no me refiero a haber pasado la noche con él físicamente, sino a llevarlo siempre contigo aunque no esté.
Melancolía, si eso es! Uno siente melancolía al recordar los momentos vividos, más allá de con quien, uno extraña las sensaciones.
Estar sola también tiene un repertorio bastante grande de emociones, que son divertidas, preciosas, ricas. Pero cuando uno se enamora, más allá del quien sea la proyección del sentimiento, uno se enamora del amor.
Condenadas para siempre a estar enamoradas del sentimiento una puede rehusarse a seguir adelante. No lo recomiendo. Si el amor también nos ama regresará y puede que esta vez sea mucho mejor.

7 comentarios:

RenZ dijo...

Entendiendote perfectamente flaquita

Male dijo...

Melancolía. Eso lo describe perfectamente, amia. Es definitivamente lo que nos caga el cerebro aunque los cagados sean los otros... ja!
Te quiero mucho, mojona!

Anónimo dijo...

Y bueno, todos pasamos por lo mismo cuando un arelación termina. Todos nos ponmos a pensar que va a haber más allá y tarde o temprano eso nos rgresa al ser amado. Pero si bien "todo tiene su final" y "nada dura para siempre", los recuerdos permanecer´n en nosotros a diario, jugándonos malos ratos, haciedo que derramemos alguna lágrima o simplemente sacandonos la más grande de las sonrisas. Si bien dicen que todo pasa, cuando uno siente que es amor es casi imposible que esto termine, perdurará en el tiempo y sólo quedará el recuerdo de algo bonito que ocurrió. El amor volverá, te lo aseguro, pero esta vez, para quedarse a tu lado siempre.

Josefo dijo...

Es confuso lo que sucede cuando uno acaba una relación. A pesar que estás seguro que lo más sano es terminar, cuando esto sucede es cuando peor te sientes. Luego viene el dilema, volver o no volver. Y ahí es cuando las cosas se complican más.

El amor es una enfermedad. Cuando hay y cuando no hay.

Anónimo dijo...

Y es que acaso esa distraccion llamada YO no entiende al menos por 45 minutos esa necesidad no expresada por ti? (obvio, siendo tu, nunca LE expresarias a ALGUIEN EN ESPECIAL... necesidad) ---> q tanto tienes pero nunca aceptas Soria. Igual, nunca tuviste q decirmelo ni escribirmelo, siempre me lo hiciste sentir como el retumbar del bajo de la radio del juerguero de la esquina en la entrada d mis ojos... (tu mirada de gata fría sobre mi)
Espero, haber sido (alguna vez) una buena distracción...

Anónimo dijo...

"q tanto tienes pero nunca aceptas Soria" ... asuu a ese tio q t menciona, si q le dejastes el corazon exo chicharron!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.