ATENCIÓN: Mis reflexiones son tan atropelladas como lo soy yo cuando cuento algo. ji

viernes, 5 de septiembre de 2008

Sabor a mí




Tanto tiempo disfrutamos de este amor
nuestras almas se acercaron tanto a si
que yo guardo tu sabor pero tú llevas también
sabor a mí.
Si negaras tu presencia en mi vivir
bastaría con abrazarte y conversar,
tanta vida yo te dí que por fuerzas llevas ya
sabor a mí.
No pretendo ser tu dueño
no soy nada, yo no tengo vanidad,
de mi vida doy lo bueno
soy tan pobre que otra cosa puedo dar.
Pasarán más de mil años, muchos más,
yo no sé si tenga amor la eternidad
pero allá tal como aquí, en la boca llevarás
sabor a mi.

Este bolero de antaño me hizo recordar que ya se inventó la novedosa forma de que todos lleven en la boca sabor a mí. No me creen? Pues les cuento que es muy facil en realidad.
Hace unos días un amigo y yo, luego de salir de tomar unos pisco sours en el bar del hotel Bolivar, nos abocamos a la búsqueda de yuquitas fritas (no pregunten, al señor se le antojaron), al no encontrarlas y con mi deuda aún pendiente me dijo: "Bueno, entonces invítame unos helados". Lo primero que pasó por mi mente fue llevarlo a Esbary, una fuente de soda palestina que está en jirón de la unión a pocos metros de Miró Quesada, porque sé que preparan helados muy ricos. Al llegar él empezó a ver todos los sabores. Yo me quedé pegado a uno, no lo podía creer ¿era posible eso? ¿existe un helado con sabor a mí?
Mi amigo se pidió una bola de "no me acuerdo qué sabor" y una bola de mí (jajaja, suena cachondo eso, jajaja). Yo pedí una bola de coco y otra de mí, of course, aunque suene demasiado egocéntrico y casi onanístico (jajajaja). Pero tenía que darme una probada a mí misma, obvio.
Puedo confesarles, modestia aparte, que estaba deliciosa!!! Tanto que mi amigo me dio curso en dos lamidas, jajaja. Pasu, fue brutal!!!
Bueno, si quieren darme una probadita por unos módicos 4 soles las dos bolas (mierda!! que barata soy!), ya saben donde hacerlo. Por lo pronto, saliendo del trabajo me daré una vuelta por allá.

6 comentarios:

The Ghost dijo...

Vaya, ya me antoje de probar, esperemos que realmente valga la pena el sabor.
Aunque...uhm,...solo dos lamidas??? yo lo prolongaria un poco más, digo, para sentir el gustito :PPPPPPPPP

Saludos
The Ghost

Anónimo dijo...

Es tentador el sabor, el día que regrese a Perú(Llevo tres años fuera) ire a por el helado con sabor a ti. Lo que me ha animado a dejar el comentario es la Heladeria pase tan buenos momentos alli, existia veces en la que me dejaban toda la especie de segunda planta que tiene el local para mi solo, era dueño de ese espacio y cada vez que iba rogaba para que aun no lo hayan descubierto. Al parecer en mi ausencia se dejaron las puertas abiertas y lo haz descubierto y me alegra saber que el descubrimiento haya sido para disfrutar del "sabor a ti".

Ingrid Soria Torres dijo...

Ese espacio hoy en día es invadido por una cantidad enorme de personas. Antes de descubrir el helado fui una vez con una amiga, mi mejor amiga, y descubrimos ese segundo piso. Había tanta gente que tuvimos que esperar a que se desocupara. Espero que cuando regreses vayas a Esbary y me cuentes que te pareció el helado con sabor a mí.

Ingrid Soria Torres dijo...

@the ghost mi amigo dice que es precoz sólo en cuanto a comer los helados se refiere. Puso el parche respectivo, jajaja.

Anónimo dijo...

Pues me cuesta admitir lo que me dices, espero que todo sea por el bien del negocio quizas. Aunque sueño con que eso vuelva a suceder aunque para ello tenga que ser el primer cliente del dia, y si encima es para disfrutar del "Helado sabor a Ti" merece la pena no?

Salu2

Pley dijo...

Definitivamente, espero darme una vuelta un dia de estos y comer uno ^^